Niños “zombies” tecnológicos


Foto: mamadigital.mx

Foto: mamadigital.mx

By: Maryory Valdés

Hace unos días invitaron a mi hija de tan solo tres años a la fiesta infantil de un amiguito. Ella se encontraba emocionada porque le encantan las fiestas. Allí puede compartir con otros niños y niñas, divertirse, jugar con globos, etc.

En la fiesta se encontraba una niña de seis años absorta jugando en un Ipad. Como es obvio, no estaba interesada en interactuar con los demás niños de la fiesta. Su Ipad y ella eran más que suficiente. El problema fue cuando el niño cumpleañero se acercó a ella y ésta le prestó su aparato electrónico. Inmediatamente, todos los niños se reunieron alrededor del cumpleañero para verlo jugar con la esperanza de hacer lo mismo. Ningún niño volvió a jugar durante ese lapso. La fiesta dejó de ser fiesta.

Mi hija que no posee ninguno de esos aparatos por decisión nuestra para fortalecerle la creatividad, se puso a llorar porque ella deseaba compartir con todos los niños.

– Mami, nadie quiere jugar. Se acabó la fiesta.

Aprovechando la confianza de tantos años de amistad que tengo con los padres del niño, los abordé y les expresé mi preocupación por la desolación de la fiesta infantil. Ningún niño estaba interesado ni siquiera en jugar con el payaso, ni comer dulces. Estaban esperando su turno para jugar en el Ipad. Inmediatamente, llamaron a su hijo, le explicaron el esfuerzo que habían hecho para organizarle la fiesta donde pudiera compartir con sus amiguitos y amiguitas. Logicamente, él se negaba a despegarse del dispositivo. Entonces hablaron cortesmente con la madre de la niña propietaria del equipo, pidiendole el amable favor de guardarlo mientras terminaba la fiesta. Una vez guardado, la fiesta volvió a ser lo que era, un bullicio de niños jugando, compartiendo, gritando, comiendo golosinas, sonriendo, rompiendo la piñata, participando en los concursos y todo lo que se puede hacer en una celebración infantil.

La tecnología nos ha facilitado muchas cosas en la vida de hoy. Sin embargo, considero importante definir los límites en los cuales nuestros niños pueden usarla para su beneficio y no para entorpecer su aprendizaje social. Si la tecnología tiene “zombies” a muchos adultos, imaginemos lo que hará con nuestros niños. Ninguno querrá moverse un centímetro. Así como es aconsejable limitar a unas horas el uso de la televisión, también deberíamos hacerlo con dispositivos de entretenimiento como el smartphone, la tablet y equipos de videojuego. Hay habilidades que los niños necesitan desarrollar de la manera tradicional: interactuando con otros niños.

¿Qué opinas tu?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s