A los hijos de Dios, las cosas le ayudan bien.


Y sabemos que para los que aman a Dios, todas las cosas cooperan para bien, esto es, para los que son llamados conforme a su propósito. Romanos 8:28

Todo lo que te sucede será una enseñanza de la vida, que te ayudará a crecer, a madurar para ser un mejor ser humano.

Jamás Dios te dará una carga que tú no puedas llevar. Erramos al pedirle que nos quite esas cargas. Cuando atravesemos tiempos difíciles lo que hay que pedirle a Dios son músculos que nos permitan soliviar la carga y soportar la prueba.

Posiblemente, en un comienzo no entendamos por qué suceden las cosas. Es normal que la tragedia nuble nuestra visión impidiéndonos ver la salida, desencadenando una serie de sucesos en nuestro interior que lo único que logran es desesperarnos más. Por más dura y arrasadora que sea la tormenta, siempre tras ésta, llegará la calma.

Allí, en ese preciso momento, entenderás y sabrás que ese verso de romanos 8;28 fue escrito especialmente para ti, levantaras tu frente y lucharás con mas animo y ahínco en pro de tus objetivos recordando que el triunfador es aquel que a pesar de la adversidad, de lo escabroso del camino, une fuerzas, jamás se amilana, pelea incansablemente y no descansa hasta alcanzar las metas, porque confió, primeramente en Dios, y en él o ella misma, para lograrlo.

Por eso ríe cuando tengas que reír, pero también llora cuando tengas que llorar.

Somos seres humanos, gracias a Dios, seres humanos, eso nos da derecho a fallar, de caer, lo que no nos debemos permitir, es quedarnos allí en el suelo, quejándonos, revolcándonos, inspirando solo lastima. Estamos obligados a levantarnos para seguir adelante, si, adelante… Viendo lo sucedido como experiencia enriquecedora, que te dará armas valiosas las cuales te serán útiles, o como coraza, o para defenderte hábilmente, sagazmente en el momento en que la vida te quiera arrinconar.

Animo no eres el único ni tampoco el último que pasará por momentos difíciles, al final todo pasará.

No te olvides que eres un hijo de Dios, un ser humano con derecho a ser feliz.

FALEX LOPSAL

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s