Cómo tomar una decisión importante


profesion-feliz

Foto: rosaelizabethquintana.wordpress.com

La vida es una completa gama de decisiones permanentes. Eliges la ropa que te vas a poner hoy, incluso que te vas a comer, los amigos que tienes, tu profesión, etc.

La cuestión con la decisión es el momento incómodo en que te enfrentas a varias posibilidades que te interesan. Pasan los días, meditas, analizas, incluso investigas pero no logras elegir la mejor alternativa.

La elección de una alternativa transcendental para el futuro personal (que empieza ahora mismo) tiene tres influencias:

1. La vocación.

Derivada del latín vocatio se refiere en términos generales al anhelo inspirador que moviliza a una persona por una senda. Para los religiosos es la inspiración de Dios hacia algo.

El ser humano siempre percibe que desea o que quiere ser, solo que al tener tanto “ruido” alrededor no se percata de ello o trata de ignorarlo.

 2. Las creencias.

A simple vista, podria pensarse que es lo mismo pero no es así. De acuerdo con la definición de la RAE, la creencia es el firme asentimiento y conformidad con algo. El condicionamiento es hacer depender algo de una condición. La diferencia a mi parecer es que en una he apropiado un conocimiento como verdadero e irrefutable.

Hay creencias que enriquecen y hay otras que paralizan. Generalmente, ante una disyuntiva aparecen las últimas. La situación se complica cuando le agregamos los supuestos: “Eso no se puede hacer porque yo creo que…saldrá mal”, “… y si muero mañana”.

3. Los condicionamientos.

Los condicionamientos por su parte limitan la decisión cuando se antepone la percepción del entorno a lo que realmente queremos: “es que mi padre dijo que tengo que ser así”, “mi amigo me dice  que estoy equivocado”. La lista es interminable de la cantidad de condicionamientos del entorno.

¿Qué hacer entonces?

Aplicar los siguientes cuatro pasos para definir la alternativa correcta:

  1. Definir cual te hace feliz
  2. Definir las ventajas y las desventajas de todas las alternativas.
  3. Definir cual está acorde con tu vocación o misión de tu vida.
  4. Actuar

Una vez elegida debes olvidar las otras alternativas y ser consecuente con tu elección. Toda decisión debe llevar implícita la máxima “no hagas a otro lo que no quieres para ti”.

Todo es válido para tu felicidad menos hacerle daño a otros para obtener beneficio personal.

Colaboración de: Maryory Valdés, autora del blog para mujeres profesionales y mamás sin tiempo kaizenexito.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s